EDUCACIÓN Y DESARROLLO


Autora: M.Sc. Ismenia A. Maestre C


RESUMEN

La función educativa se instrumenta en la sociedad contemporánea a través de numerosas instancias: la escuela, la familia, los medios de comunicación social, las creencias, el aprendizaje de grupos, entre otras, las cuales se abocan a construir y reforzar el quehacer cotidiano y la relación contextual del hombre. El docente en su praxis educativa debe ser un permanente promotor social y de la participación social para inducir al cambio y la transformación de la escuela y la comunidad, en la búsqueda de soluciones a los problemas que acontecen en el ámbito social circundante. Es a partir de esta reflexión que el docente tendrá una verdadera toma de conciencia acerca de las relaciones existentes entre sus acciones y los resultados que desea alcanzar; un descubrimiento en torno a cómo se coordinan las propias acciones con la de los otros, así como la comprensión de la realidad como un sistema de interrelaciones. Dentro de estas perspectivas, la educación como agente de cambio social se orienta hacia el propósito de la formación integral del individuo, es decir, abarca su dimensión física, intelectual, cultural y social, proyectada en el tiempo y el espacio concreto donde el sujeto interactúa. Esta concepción trasciende la visión de la educación como proceso de entrenamiento, adiestramiento y preparación para la adquisición de algunas técnicas referidas a un fin u oficio específico, favoreciendo la concepción de educación como impulsora del desarrollo social y económico del país.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MODERNIDAD Y MODERNIZACIÓN EN VENEZUELA (SIGLO XIX).